miércoles, 4 de mayo de 2011

Follow me!

De veras que no me sirve para nada. No sacaré provecho alguno de tu pequeño sacrificio. Y si algún día me repercute positivamente, intentaré que también te beneficie.

Lo único que te pido es que le des al botoncito de Seguir o Sígueme, o cómo se llame. Eso es: sígueme, por favor. A ti no creo que te perjudique y a mí me hará ilusión que ese número crezca. El caso es progresar.

Si te aburres de seguir este blog, te desapuntas y ya está. Así de sencillo.

Gracias, de corazón.

David

Imagen vía Eterna inconformista

No hay comentarios: