domingo, 22 de julio de 2012

El (pequeño) dictador


Ali G anda suelto, excepto en el Reino Unido y precedido por su éxito televisivo, pasó sin pena ni gloria. Borat arrancó las telarañas del documental humorístico y puso en solfa a Michael Moore e imitadores. Brüno quiso rematar el mismo cadáver y el tiro acabó removiendo la casquería. En ésas andamos cuando llega El dictador a lomos de una de esas campañas que desde la sombra calan en el espectador: “te vas a partir de risa”, “tan irreverente como Borat” e incluso palabras de algún crítico de cine trasnochado que la compara con El gran dictador.

Con las expectativas tan altas y la necesidad imperiosa de escapar de una realidad cruel, la decepción recorre las numerosas salas de cine que estrenan El dictador.

No seré yo quien la defienda. Una película no debe juzgarse por su campaña de marketing, pero tampoco puede desentenderse alegremente de su dimensión mediática.

viernes, 20 de julio de 2012

La prueba de estrés para las empresas españolas

¿Acaso los empresarios no tienen responsabilidades?
Puede que los bancos pasen las diferentes pruebas de estrés a las que las sometan, aunque no dudes de que estas pruebas saldrán mejor o peor en virtud del objetivo del examinador.

Me pregunto qué pasaría si un grupo representativo de las empresas españolas se sometiera a pruebas similares.

En realidad, es una pregunta retórica. Todos sabemos la respuesta: suspenderían.

Haz la prueba: envía un currículum a 20 empresas españolas y a sólo una francesa, alemana o inglesa. Es mas que probable que te respondan sólo de la compañías extranjeras. Qué coño... Dalo por hecho. Empirismo puro.

miércoles, 18 de julio de 2012

The Amazing Spider-Man: larga vida al trepamuros


Los que habían colocado la segunda parte del SpiderMan de Sam Reimi como primera pieza del canon del subgénero de los superhéroes tendrán que mover baza. La mala noticia es que los críticos de cine (los oficiales) actúan como los hombres del tiempo, nunca rectifican.

La película dirigida por Marc Webb ha conseguido trasladar las dos primeras entregas de Raimi a la tierra media de los proyectos notables, pero mejorables.

Ahora mismo, más que hablar de The Amazing SpiderMan, me preocupa cómo realizar una crítica de una película redonda sin caer en el análisis técnico o en la rapsodia lisonjera. Lo primero me da pereza. Lo segundo, asco. La verdad es que no miento si digo que The Amazing SpiderMan es la mejor versión del trepamuros en celuloide. Incluso podemos hablar de este film con la misma seriedad con la que se aborda el Superman de Richard Donner y en la que se situarán, con el tiempo, los X-Men de Brian Singer, el Hulk de Ang Lee y, al menos, el primer Batman de Christopher Nolan.

jueves, 12 de julio de 2012

Mira siempre en el contenedor

Mejor ilustrarlo con un pájaro muerto que con una persona.
Hay cuentas que simplemente no cuadran. Se calcula que en España hay cerca de 15.000 personas desaparecidas. Por mera casuística, probablemente la mitad esté muerta.

¿Cuántas veces compruebas qué hay en el contenedor cuando tiras la basura? En mi caso, ninguna vez.

Estoy seguro de que a partir de ahora te fijarás un poco. No cuesta nada y puedes destapar un crimen y, sobre todo, acabar con la angustia de los seres queridos de alguien que falta a casa.

Mira bien dentro del contenedor. En cualquier bolsa puede haber rastros de sangre. No es fácil descuartizar un cadáver de forma que encaje en una bolsa y, mucho menos, que ésta se mantenga impoluta por más envueltos que vayan los restos.

El asesino habrá tirado la basura en el contenedor al azar. Seguro que vive lejos de allí. No tengas miedo, pues.

martes, 10 de julio de 2012

Uno entre un millón

En el instituto cursé griego junto a un chico más, y en historia del arte éramos tres o cuatro varones si no recuerdo mal.

Cursé la licenciatura de traducción junto a otros siete u ocho chicos, frente a más de cincuenta compañeras.

Últimamente me he decantado por la enseñanza de secundaria, una profesión en la que predominan las mujeres, sobre todo en la especialidad de inglés.

De pequeño no me gustaba apedrear gatos ni jugar al fútbol. Me molestaba que mi padre saliera de caza cada sábado y algunos domingos. Con dieciséis años escuchaba los Beach Boys, Dire Straits, El último de la fila y Genesis. Nunca escuché un disco de La oreja de Van Gogh cuando parecía que sólo había un grupo español.

Hace poco asistí a un curso de yoga, y muchas veces era el único hombre en la sesión. También recuerdo las sesiones nocturnas del día del espectador en el cine de mi pueblo, sala 4, la que tiene forma de caja de cerillas. No había más público que yo. Por cierto, en Filología Hispánica, las chicas también son mayoría. Soy uno entre diez.

sábado, 7 de julio de 2012

Se acabó la crisis del cine español

La excepción a la regla.
A partir de ahora nadie se lamentará de la crisis del cine español. En realidad, este llanto se ha acabado porque el concepto de cine español ha muerto.

Seamos realistas, el divorcio del cine español con el público y con la crítica está más que consumado. El año pasado la película española que más recaudó fue Midnight in Paris, y a mucha distancia La piel que habito. Qué casualidad, también fueron las más apreciadas por los entendidos en el séptimo arte.

Ya es una tónica habitual que los estrenos supuestamente de calidad con marchamo español (lo de Midnight in Paris como film español a mí me parece una broma) duren una semana o dos en Barcelona y Madrid en una o dos salas a lo sumo. Con mucha suerte. El público, cinéfilo o no, ha ninguneado los últimos trabajos de cineastas contrastados como David Trueba y Jaime Rosales.

jueves, 5 de julio de 2012

Dentro de Wikileaks: sonrojante lucha de egos

De número dos de Wikileaks, a oportunista del montón.
Vaya por delante que no recomiendo leer Dentro de Wikileaks, aunque considero que merece la pena saber qué contienen estas memorias de Daniel Domscheit-Berg.

Lástima que el alemán se limite a aprovechar el tirón para narrar sus vivencias como número dos de la autodenominada "web más peligrosa del mundo", porque más de uno habrá comprado el libro en busca de algo más.


El señor Domscheit-Berg ha escrito un libro oportunista y poco esclarecedor sobre lo que verdad importa, la esencia de Wikileaks. Sus memorias son más bien un ajuste de cuentas disfrazado de confesión piadosa de un aprendiz de mártir.


Durante su período en la plataforma de filtrados, Julian Assange, el fundador de Wikileaks, sale retratado como un megalómano esclavo del culto a sí mismo y de su papel como iluminado. En cambio, Daniel Domscheit-Berg, pobre, sufre los desvaríos del líder australiano hasta que decide rebelarse y, por eso, queda fuera del proyecto.

lunes, 2 de julio de 2012

Qué ocurrió después de ganar la Eurocopa

Los niños sabrán tomar ejemplo.
Después de que España ganase la Eurocopa, el expolio al estado del bienestar seguía allí.

A pesar de los esfuerzos del bravo Rajoy y del fiel Felipe de Borbón, la felicidad era tan supérflua y el dolor por los últimos escándalos políticos y económicos tan grande, que incluso el más tarugo de los españoles tuvo que mirar a los ojos de la realidad.

Para contrarrestar el golpe, las patrióticas, intelectuales y concenciazadas Esperanza Aguirre y Ana Botella pusieron patas arriba sus dominios, Madrid y aledaños. Pero la juerga duró lo que duró (un día) y la tasa del paro siguió en sus cinco (millones).