domingo, 29 de septiembre de 2013

Carta al señor Pérez Rubalcaba

Apunte hacia la izquierda, aunque sea desde la derecha.
Estimado señor Rubalcaba:

Me dirijo usted como representante de la izquierda española. Quiero matizar el epíteto: no creo que el PSOE promulgue, y mucho menos lleve a cabo, política de izquierdas, pero hay mucha gente en España que se ha dejado abducir por esa idea del binomio del blanco o negro, de izquierda o derecha, que ha degenerado como ocurre con todos los binomios simplificadores. La gente se estanca en el dilema maniqueo de tener que elegir entre dos propuestas mayoritarias y ahora tendré que resumir mi versión del asunto para analizar cómo han llegado PP y PSOE a encarnar un binomio tan diverso como la Coca-Cola y la Pepsi o McDonald's y Burger King.

A pesar de que en ese binomio hay muchos ciudadanos que lo consideran de izquierdas, el PSOE ahora mismo ocupa el ala derecha de la política española si lo comparamos con el panorama en el que se encontraba el país en 1978, cuando UCD era la derecha, hasta que Alianza Popular recogió la extrema derecha (con la extinción de las falanges) y la derecha, y UCD derivó en CDS, agrupando el centro-derecha, que más o menos equivaldría a la tradición liberal europea. 

Por su parte, Izquierda Unida se quedó con la porción de la izquierda más combativa y el PSOE se fue desvinculando del marxismo-leninismo hasta que se quedó en un socialismo democrático promulgado por Felipe González. La debacle llegó cuando caló en la sociedad el invento de la clase media y el estado del bienestar. El resultado fue que la clase obrera quedó sin representación, anulada. Desafortunadamente, la caída del muro agravó el desbarajuste y, además, dejó sin argumentos a IU, que enmudeció y no supo coger el testigo. En los años noventa del siglo pasado, la izquierda se quedó huérfana. Así sigue. Ergo, el PSOE está en el centro-derecha actualmente.

viernes, 27 de septiembre de 2013

Grandes misterios de la liga BBVA y del fútbol español en general

Debería de estar hablando de Siria, pensarás, y te doy la razón. También podría hablar del otro centenar de guerras que se están dando en el mundo y no cuentan con el apoyo mediático. Pero la realidad es que Internet no sirve para saber más sobre el mundo, ni siquiera para realizar un acercamiento a la realidad. En cualquier caso, siempre estaría expuesto a la descarada perversión ideológica que realizan todos los medios. Además, no tengo tiempo material.

En cambio, de fútbol todo el mundo habla y cada uno que abre la boca jura y perjura que tiene la razón por encima de cualquier entrenador y comentarista.

Con tu permiso, me doy un respiro para tratar de algo aparentemente liviano, pero que quizá no lo sea tanto: nuestro fútbol, el de la liga BBVA.

Tengo unos cuantos enigmas a los que no consigo dar respuesta. A ver si alguien me da la clave.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

El yo siempre es deficitario

Allá donde se erosiona la cara norte de una ladera, quizá, más abajo y de forma casi imperceptible, se está labrando un prado. Igual sucede con un bosque quemado: lentamente se regenera. Quizá en otra cosa, porque aunque uno se encapriche de uno de los pinos y le tenga especial cariño, la naturaleza no tendrá en cuenta la pérdida de un árbol, simplemente regenerará las plantas que se perdieron en la medida de lo posible.

Tal es así que, con toda seguridad, si los pinos fueron plantados por el hombre donde antes había, por ejemplo, alcornoques, puedes apostar a que aquel terreno quedará despojado de alcornoques, pero ese pino en el que trazaste tu promesa de amor, por más que lo desees, no volverá. Ni ningún otro como no sea que las autoridades se empeñen en replantarlos. Y si lo hacen al tuntún (como ocurre normalmente, pues se planta lo más rentable y no las especies endémicas), volverán a desaparecer, porque la naturaleza no obedece imperativos humanos.

El concepto del yo está abocado a un final trágico. Cimentado por una pequeña parte biológica y una gran proporción de vivencias, pensamientos y emociones, sobre todo de pensamientos que generan emociones y otros pensamientos, la destrucción del cerebro está garantizada y pasarán a lo sumo cien años, casi nada si lo comparamos con la edad del ser humano, y absolutamente nada si lo comparamos con el origen del Universo, pasará el tiempo que pase, digo, pero el cerebro y todos nuestros recuerdos, axiomas, conexiones, etc. se volatizarán.

lunes, 23 de septiembre de 2013

Justin Bieber conduce un Ford Mustang en New York City comiendo chicken pizza

La imagen demuestra la relación entre Bieber y los coches.
Mientras tanto, Miley Cyrus tomaba la curva por una calle de sólo One direction, por lo que se topó con el Honda Civic conducido por el jugador de la NBA Lamar Odom, que en ese preciso instante habla por teléfono con Stephen King.

El bueno de Stephen se está poniendo morado de chocolate en su habitación individual, pero triple, del hotel de Chicago de cinco estrellas y media (marketing manda). En serio, Justin conduciendo con una pizza en la mano. Pero si no tiene carnet. Y con lo que la pizza engorda. Anda que… ¡No te jode! Menudo es el granuja.

Lamar Odom acaba de contarle que tiene que ser Justin Bieber, porque iba vestido de Forever 21 y llevaba una gorra de Los Angeles Lakers, y sólo ese renacuajo puede combinar tan mal la ropa.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Refundar España para escuchar a Catalunya

Tuve la oportunidad de ver a los catalanes que defendían el derecho a decidir, clamaban por la independencia, manifestaban su desapego a la idea de España o todo lo anterior y, por lo que vi, era gente pacífica. Había más hastío que violencia en sus rostros. También esperanza y ciertos arranques de alegría, casi frenesí, ante la visión de un grupo unido por unas mismas ideas (más o menos).

Por otra parte, escucho y leo que para el día de la Hispanidad algunos de los que van a celebrar el día de España en Barcelona pertenecen a grupos neofranquistas o neonazis, falangistas y violentos o todo lo anterior. Su idea es liarla e imponer unas ideas que sabemos dónde empiezan, pero ni ellos mismos han confesado dónde quieren acabar. Para conseguir montarla bien gorda vendrán de varios lugares de España y tratarán de hacer ruido, y espero que no haya nueces.

viernes, 20 de septiembre de 2013

Postureo o pastoreo (esa chica guapa que viste como una pordiosera)

Paseos elegantes en las Ramblas en tiempos de hambre.
Qué sensación tan extraña me da repasar las imágenes de las ciudades, prácticamente cualquiera de Europa, en los años 20 y 30, y ver gente de toda condición con sus trajes elegantes, sus complementos, incluyendo un sombrero de ala ancha.

Vestir bien aunque no se tenga una perra gorda. Cada cual lo mejor que puede. Sobre todo los hombres, porque por desgracia las mujeres se quedaban en casa o empezaban a llenar las fábricas.

Estas imágenes en blanco y negro que, por supuesto, no representan a toda la realidad de aquella época ni a todos los grupos sociales están ahí: se pueden ver en multitud de documentales, reportajes, fotografías, etc. y el cine lo ha plasmado casi sin querer en multitud de títulos de la época.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

GTA V no es un juego para niños

He sido monaguillo antes que fraile. Es decir, he pasado por una redacción de una revista de videojuegos y desde hace más de cinco años me dedico a la docencia. De hecho, cuando nuestro Gobierno y la molt honorable Generalitat quieran, regresaré a los institutos y me dedicaré, primero, a educar a los alumnos y, en segundo lugar, a enseñarles inglés. Por este orden.

Calculo que más de la mitad de mis alumnos de ESO (de 12 a 16 años) juegan a videojuegos con consolas de última generación, esto es, PlayStation 3 y Xbox 360 (dentro de unos meses, esta información quedará obsoleta: hay dos nuevas consolas a la vista).

Deduzco, a su vez, que de este alto porcentaje de estudiantes, la mayoría, y no sólo los niños, querrá hacerse con el último título de la saga GTA: la tan esperada quinta parte.

martes, 17 de septiembre de 2013

El espíritu del 45: una mirada unidireccional y socialista

Nos están acostumbrando a documentales intimistas que encierran relatos de la vida cotidiana de unos pocos seres que, a su vez, transmiten sus sentimientos como si no fueran conscientes de estar delante de una cámara. Son metaficciones poéticas, muy bellas, en las que no parece pasar nada y al mismo tiempo ocurre todo lo que en realidad importa: los personajes ríen, lloran, divagan, van a la compra…

De repente, aparece Ken Loach y te planta un documental panfletario de la vieja escuela: imágenes de archivo convenientemente seleccionadas, voz en off entrevistas a cámara de supuestos protagonistas de la "revuelta" de izquierdas después de la II Guerra Mundial y, para finalizar, datos sobreimpresos en pantalla de la privatización de Gran Bretaña en tiempos de la Dama de Hierro y que no cesaron con el falso laborista que fue Tony Blair.

domingo, 8 de septiembre de 2013

Malos tiempos para el PP: ¡ciudadanos al rescate!

Cuando los corruptos y sus cómplices se atrincheran en sus buhardillas de lujo, esculpidas y labradas con sudor y entusiasmo por las generaciones anteriores de ciudadanos, en su mayoría humildes, que no dan crédito a tanta desfachatez, porque todavía mantienen algunos valores y entre ellos no está la sinvergüencería, es cuestión de tiempo que la madera podrida, por más que la carcoma y la humedad se adhieran en las vigas, acabe por quebrarse.

El PP se sabe en extinción. Producto de su tiempo, se ha acabado retroalimentado con tanta desmesura, que ya es una caricatura de sí mismo.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Ahora mismo Madrid 2020 es intragable

Supongo que si alguien malgastara el dinero en una encuesta, la gran mayoría de los españoles mostraría su entusiasmo para que Madrid albergue los Juegos Olímpicos de 2020. Alguno incluso donaría unos cuantos euros para apoyar una causa a la que se le ha dado más cancha que a cualquier iniciativa humanitaria de los últimos años.

La corriente de pensamiento general viene a decir que, con exactitud matemática, todos los rincones del territorio español se verán beneficiados por el magno evento. No hay ningún estudio previo que lo garantice ni nadie que se atreva a demostrarlo, aunque sea por la cuenta de la vieja, pero lo han pintado como un hecho indiscutible.

Ahora bien, me pregunto en qué beneficiaron las Olimpiadas de Barcelona 92 a Cuenca, Huelva, Murcia, Burgos, etc.