martes, 24 de junio de 2014

Últimamente siempre estoy con lo mismo

Es verdad, mi conciencia no me deja escribir de otra cosa. Y sé que hay lectores que se aburren, bien porque creen que todo está dicho, porque se aferran a Internet como el que se abraza a una botella de vino, o porque consideran, con buen juicio, que ya hay firmas que sacan conclusiones más inspiradas en torno a la crisis, la corrupción, los dramas sociales y el polvorín en el que se ha convertido el planeta.

Lo sé. Y, sin embargo, sigo a lo mío. Mira que hay temas preferibles a la situación política y económico-social de España y Catalunya. Es uno de los problemas de optar por vivir informado en tiempos turbulentos.

Ya me gustaría hablar de mis lecturas: ahora mismo, con lo machadiano en Unamuno y lo unamuniano en Machado, y recién terminada una novela gráfica magnífica: El arte de volar.

lunes, 23 de junio de 2014

Podríamos

Da la sensación de que todo va bien cuando sales un día festivo a la calle y los restaurantes y las cafeterías están llenas, y la gente inunda las calles cargadas de bolsas de las franquicias de siempre.

En el paseo marítimo o por la alameda, quien más y quien menos estrena ropa nueva, zapatillas de marca, una bicicleta o un patinete.

Un domingo por la tarde, por más que se empeñen en vendernos lo contrario, hay cola en los cines, sobre todo en los centros comerciales y lo único que me enerva es que da igual lo que proyecten. Podrían exhibir films de serie B de los ochenta con pósters actuales que la gente compraría igual su entrada. Existe la necesidad imperiosa de desinhibirse.

miércoles, 18 de junio de 2014

La mafia española y la alegría de los indultos

Ministerio de Indultos, según Ferran Martín.
Al más injusto ministro, Alberto Ruiz Gallardón, le ha venido muy bien que uno de sus hijos se dé a la fuga tras provocar un accidente de circulación en Madrid. Por lo visto, además, conducía en estado de embriaguez. Y no es la primera vez que su nombre sale a colación en asuntos turbios. Desde luego, no tiene nada que temer, porque en la España de la derecha católica nadie ligeramente relacionado con las élites del poder rinde sus cuentas ante la justicia (desde otros episodios automovilísticos hasta tragedias de militares muertos en oscuras circunstancias).

Le ha venido de perlas al Ministro de "Justicia", porque Google, que es el filtro de los medios de comunicación por excelencia, oculta una noticia que, por sí misma, merecería un cambio legislativo del Estado y el cese inmediato del señor Gallardón.

Para que nadie lo olvide, hace tres días Gallardón concedió el indulto a un guardia civil, que en lugar de impedir que su amiguito vejara y realizara tocamientos a una señora en un tren hizo lo que cualquier agente de la ley haría... grabarlo con el móvil al tiempo que se partía de risa.

sábado, 7 de junio de 2014

Monarquía o República... la disyuntiva insultante

Genial alegoría de la realidad CENSURADA.
En un país libre y democrático no habría lugar a dudas. ¿Cuál de los dos sistemas te permite elegir al que consideras mejor Jefe del Estado?

Decisión tomada.

Ergo, fuera la Monarquía.

Sin embargo, España es un estado, no me canso de repetirlo, deficiente en muchos aspectos.

La incultura tapada, la que no sale en las encuestas, es de tal índole que desvirtúa cualquier consulta popular y engrandece debates innecesarios como éste.

miércoles, 4 de junio de 2014

Vivir con ansiedad crónica

A la pregunta si se puede vivir con ansiedad crónica respondo lo que supongo harían las personas que llevan un marcapasos, padecen diabetes, etc. Claro que se puede vivir. Algunos lo llevarán mejor y, en los casos más extremos, otros se limitarán a sobrevivir. Imagino que cada caso será distinto y creo, sólo creo, que en la mayoría de los casos acaba por prevalecer la fuerza de voluntad de cada uno, su espíritu, al propio mal en sí.

Obviamente, cuando tocamos fondo, hay que estar allí, mirando la dentadura de la bestia. Y, aunque a nadie le endulza un cardo, conviene saborear el fracaso. Sólo una primera vez por experiencia. Regodearse en el dolor es masoquismo. En cualquier caso, en cada bajón conviene esperar a que pase el tiempo. Tarde o temprano, en la oscuridad se enciende una luz (perdón por la horterada). Eso sí, a la que podamos salir del hoyo, un saltito y luego otro hasta… avanzar hacia la superficie o resbalar de nuevo. Pero poco a poco. Tanto para subir como para caernos es conveniente no darse muchas prisas.

lunes, 2 de junio de 2014

Luchar sí, pero vamos a reivindicar los derechos vitales

Desde el respeto a todo el mundo. 

Me gusta la idea de poder votar si queremos rey o no. Estoy a favor del dret a decidir en Catalunya, claro. No me parece de recibo que echen a patadas a los okupas de un centro cultural. Ni me agrada que en un barrio de Burgos hagan parkings para que ganen dinero unos cuantos en contra de los vecinos. 

Sin embargo, no voy a ir esta tarde a ninguna plaza a hacer piña a favor del referéndum sobre monarquía o república, a pesar de que me considero republicano por fuerza, o sea, por sentido común. 

¿Y por qué tomo esta decisión?

Abdica el Rey Juan Carlos I: Fin de la transición

Por tus actos te conocerán, Rey.
De todos es sabido que a Juan Carlos I lo preparó personalmente Francisco Franco para que lo relevara como Jefe de Estado. Tanto es así, que el Borbón pasó más tiempo con el Caudillo que con su propio padre, exiliado en Estoril.

Siempre se cuestionó su reinado, pero el supuesto papel libertador del monarca la noche del 23F de 1981 le salvó de la quema en no pocas ocasiones.

Con el nuevo milenio, el fallido golpe de estado cayó en el olvido y la prensa, desvergonzada y casquivana, comenzó a airear las trifulcas de la Casa Real, en especial los desmanes del protagonista.