sábado, 13 de noviembre de 2010

Un catalán multado en Soria por hablar raro (nonoticia)

Según las fuentes del río Segura a su paso por el monte del Espinar, KFC, un catalán enajenado y rector de la reputada universidad de El Corte Inglés (Cornellà), fue multado el pasado domingo en pleno centro de Soria por hablar una lengua que los agentes de policía no pudieron identificar.

Recordemos que la ley castiga duramente cualquier contaminación acústica que altere el perfecto castellano que se habla en Castilla y León.

Ya recuperado del susto, el señor KFC reconoció haberse equivocado gravemente al responder con un "gràcies" en lugar del "gracias" preceptivo a las amables indicaciones de los agentes del orden, que se preocuparon de que KFC y su familia supieran llegar hasta la Catedral con los ojos vendados (al parecer, una costumbre típica de Cornellà).

Otras fuentes de agua con gas aseguran que, después de imponer a KFC una multa de 500 euros, medio Soria aprendió su primera expresión en catalán y que ya han empezado a usarla en su vida diaria. Así que, ojo, porque si en mitad de la noche se les aparece un soriano y les llama "fill de puta", es con muy mala intención.

De momento, las autoridades castellanas no saben si resucitar al Cid para que castigue la ofensa del enajenado rector o enviar un comando actualidad para que saque las vergüenzas de la temeraria familia catalana.

Cachondeo News

No hay comentarios: