jueves, 14 de junio de 2012

Boicot a la Eurocopa

Poco antes, acababa de endeudar el país para los restos.
El autor de este blog, a pesar de ser aficionado al fútbol, no comentará nada sobre la Eurocopa.

Dada la situación económica y los recortes sociales que está sufriendo España en su totalidad, no habrá lugar en el blog para hablar de ninguna competición en la que participe la selección española de fútbol hasta que sus jugadores y cuerpo técnico no donen más de la mitad del dinero que obtendrán de su participación en la Eurocopa 2012. Preferiblemente, tendrían que anularse las primas a los jugadores y revertir en otras partidas que afectan al bien común de los ciudadanos.

Considero que es un insulto a los españoles que haya privilegiados que no sólo vivan como auténticos reyes durante todo el año, trabajando en lo que más les gusta, sino que ganen cantidades astronómicas por cumplir su cometido en el nombre de su país.

Aparte, desde aquí se insta a los responsables de Hacienda a que reclamen y cobren las deudas de los clubs españoles de fútbol. También propongo un salario máximo, no sólo para los jugadores y entrenadores de fútbol, sino para el resto de profesionales que operen en este país.

Si hay un salario mínimo, que además de ser de los más bajos de Europa se verá recortado en muy poco tiempo, considero que debe de haber un máximo en los emolumentos de cualquier trabajador. Es de sentido común.

Asimiso, hay que rescatar el concepto de "asuntos de interés general" que Mariano Rajoy y Álvarez-Cascos comenzaron a dinamitar durante la presidencia de Aznar al tratar el fútbol televisado en el Congreso como un tema de interés general. Evidentemente, ésa no puede ser la idea.

Hay más motivos para el boicot, desde luego. Yo apenas me centro en uno de ellos, muy local. No olvidemos que ninguno de los dos países anfitriones, Polonia y Ucrania, son un ejemplo de democracia. Por no hablar del turismo sexual que está generando la celebración del torneo.

En este contexto de crisis global, despilfarrar el dinero en grandes acontecimientos mediáticos como éste o los Juegos Olímpicos de Londres me parece un desafío a la inteligencia de los ciudadanos.

No hay comentarios: