martes, 13 de noviembre de 2012

Para qué sirve ir a la huelga general

NO HAY EXCUSAS PARA CRUZARSE DE BRAZOS.
En efecto, te van a quitar dinero de la nómina si es que tienes la suerte de trabajar.

Tienes razón: en España los políticos, todos, ven pasar las huelgas generales como quién oye llover.

Pero, escucha: es tu única arma para cambiar las cosas hasta dentro de casi tres años. Y, como bien sabes, ni la información del electorado ni el sistema de recuento electoral por provincias parece responder a los intereses de los votantes (lo que cuenta es favorecer a los partidos mayoritarios).

Por desgracia, esta democracia es testimonial: uno vota cada cuatro años a unas listas de personajes desconocidos y luego, los políticos hacen y deshacen.

Si crees que hay otra manera de salir de esta crisis que derrocar cualquier atisbo del estado del bienestar, si consideras que hay que buscar alternativas a los recortes en políticas sociales, educación, sanidad, etc. entonces, queridísimo lector o lectora, tienes que secundar la huelga.

Básicamente, porque no tienes otra alternativa. Y si se te ocurre otra mejor, ponla en práctica, pero ya, por favor... No tardes ni un segundo. ¡Y compártela!

Nos va la vida en esto y no es una hipérbole. Por encima de colores políticos y de intereses partidistas.

Aunque veas que hay quien se apunte al carro antiPP (en el que yo mismo me he incluido cientos de veces), la realidad es que este Gobierno está ninguneando a los que les eligieron en las urnas y a los que no.

Los más desfavorecidos tienen menos que hace un año, el sistema público ha perdido en efectivos y en calidad y el paro ha llegado a niveles históricos.

Y Rajoy ya lo ha repetido, al igual que sus portavoces: no van a cambiar de rumbo. Lo que nos espera son más recortes, más impuestos, menos servicios y más paro.

Por eso.

No hay comentarios: