miércoles, 21 de diciembre de 2011

Sedientos de sangre

Cómo les duele estar a la izquierda...
Por casualidad el pasado 20 de diciembre sintonicé una de esas tertulias radiofónicas en las que un grupo de amiguetes se despacha a gusto sobre política española.

Ya el tono airado de los contertulios tendría que haberme hecho sospechar. Estaban furiosos e, intrigado, continué en la misma sintonía. Poco a poco se me llenaron los oídos de un espantoso ruido de sables. No se referían a la coronación de Rajoy ni a ninguno de los escándalos de corrupción que enturbian el panorama patrio.

La comidilla de los caníbales radiofónicos iba sobre la debacle de los socialistas en las elecciones de ¡hace un mes! Enseguida llegaron a la conclusión de que jamás se iban a recuperar del desastre, porque no había relevo posible. Un tipo, el que llevaba la voz cantante, fue más allá y dijo que el PSOE ya estaba acabado antes de las dos legislaturas de Zapatero. Hizo un guiño a sus compañeros y a la audiencia asegurando que todo el mundo sabía por qué había ganado las elecciones Zapatero (sí, siguen con la teoría demencial del 11M), pero que en realidad aquello había sido un paréntesis (¡de casi ocho años!).

A continuación, siguieron echando mierda sobre Rubalcaba (desde la ropa que llevaba en el debate de investidura hasta cada coma de sus frases) y culpando a todos los ya ex ministros de Zapatero de la crisis. Su tesis: lo más grave no fue la crisis, sino la gestión socialista.

Por fin, cambié de emisora. Y es que a mí me parece que hay medios de comunicación que van más allá de la libertad de expresión. Difamar, ensañarse siempre con los mismos y sugerir algo tan grave como que el PSOE anda detrás del 11M me parece terrorismo informativo. En estos casos los fiscales deberían actuar de oficio, sean de la ideología que sean los supuestos comunicadores.

Pasadas las horas, me hice esta reflexión: ¿por qué linchan a los perdedores de las elecciones? ¿A qué tienen miedo? Quizá saben que el PSOE tiene una base de votantes muy potente y a la que el nuevo Gobierno no cumpla las expectativas, podrían volver a la Moncloa. O eso, o habrá que creer que sólo están para defender a cara de perro los intereses del PP con lo que esto acarrea: son mercenarios a sueldo con carnet de periodistas. La otra posibilidad que se me ocurre es que tengan una manía severa contra todo lo que no sea el PP.

No pienso decir el nombre de la emisora ni los participantes en el linchamiento. En lugar de darles publicidad, quiero compartir una reflexión: tal vez nos merezcamos otro tipo de debates y análisis políticos en los medios de comunicación, con un mínimo de imparcialidad, sin servir tan descaradamente a la voz de su amo y, sobre todo, sin recurrir con tanta facilidad a las acusaciones gratuitas.

Que en este tipo de tertulias nunca expliquen los entresijos del mundo, hoy en día que estamos todos tan conectados, y que sólo se centren en determinados personajes de la política española sin aportar nada nuevo, debería servirnos de indicativo para saber que los debates son estériles.

Cuando, además, cada noche salen a las ondas sedientos de sangre y remueven las vísceras de los mismos muertos, estamos ante un grupo sectario que, insisto, practica otro tipo de terrorismo.

2 comentarios:

Edu dijo...

Hola David!
Creo que hay gente que trata de ver en ZP el culpable de la crisis para así tener la esperanza de que ahora la crisis terminará. Cuanto más culpable sea el PSOE tanto más probable la recuperación.
En cierto modo es positivo, ya veremos que pasa dentro de un año, cuando el PP tampoco dé con la solución.

David Navarro dijo...

Ojalá lo arreglen en un año, pero de momento lo que tenemos son más recortes, subidas de impuestos y un presidente que debe de tener alguna enfermedad neurológica (y no es recochineo) porque rehúye cualquier comentario y aparición pública.