jueves, 22 de mayo de 2014

Stop a Cañete. Mis 10 razones para votar... a otr@

Cañete, en los toros mientras ardían tres parques nacionales.

Si respetas a las mujeres, a tus hijas, tu pareja, tus amigas, o simplemente, consideras que tu madre no tiene nada de tonta por el hecho azaroso de haber nacido mujer, entonces no puedes votar a Arias Cañete.

Y, dado el sistema de recuento de votos, quedarse en casa significa darle el voto a este señor que tanto me recuerda a un espécimen de pelo en pecho, camisa abierta, cinta de El Fary, y calendario de mujer desnuda con el pubis velludo. Sí, no se han extinguido. Además, algunos son multimillonarios, insultan a la mitad de su electorado y viven en barrios exclusivos. La mala educación y la soberbia no saben de títulos universitarios ni nobiliarios. Arias Cañete es el ejemplo vivo de una España rancia y muy viva.

Razones para ir a votar el 25 de mayo y no hacerlo por Cañete:


1. El señor Arias Cañete no es la primera vez que demuestra su misoginia. Ya en el 2000 comparó a la mujer con el regadío. Ahora, ha tardado seis días en pedir disculpas públicas. Y el mismo día que metió la pata hasta el fondo demostró que el sistema bipartidista de grandes partidos está regido por guionistas de tercera división. Vergonzosa su enumeración de compañeras del PP, haciéndoles la pelota para salvar los muebles. Tan sinceras eran sus palabras que se equivocó en dos de los nombres.


2. Cañete es el ministro más rico del gabinete. Está emparentado con la nobleza, tiene diversas empresas y sólo el 30 por ciento de sus ingresos anuales procede de su actividad política. Tiene, además, a toda la familia bien colocada y, para colmo, lleva asuntos de ganadería siendo responsable de agricultura. ¿Les suena la familia Domeq? Pues estamos hablando de temas de envergadura.

3. Su nombre sale a colación en las instrucciones de casos de corrupción tan apartados en el tiempo como Gescartera y el Gürtel.

Gráfico de las alianzas europeas gracias a El Confidencial.
4. Su forma de hacer política nada tiene que ver con la defensa del ciudadano. Le llaman el “lobbysta” en su propio partido. Si por él fuera, privatizaría hasta la Moncloa, siempre que fuese una empresa de su familia la que lo gestionara.

5. Si sale elegido diputado en Europa, que saldrá, ganará más de 17.000 euros mensuales aparte de lo que ya ingresa por actividades privadas, algo que en teoría un diputado y, menos un ministro, no puede hacer en este país.

6. A todo esto, la Eurocámara se divide en dos grandes bloques: derecha y socialdemocracia. Votar al PP es votar al Partido Popular Europeo. La gran duda es qué harán Ciudadanos y UPyD. Ambas ejecutivas han declarado que decidirán tras las elecciones. O sea, que tirarán para la derecha, que es palabra tabú en España. Ejemplos: los vanos intentos del PP de bautizarse como “centro”.

7. Entre sus defensores el argumento más esgrimido es su experiencia. Lo cierto es que lleva toda una vida al frente de Agricultura y Pesca tanto en Europa como en gobiernos conservadores, pero se puede tener experiencia y no tiene por qué ser una buena noticia. En mi opinión, su política ha resultado desastrosa teniendo en cuenta la crisis económica que, obviamente, no ha provocado, pero que tampoco ha logrado aliviar. Es más, la situación del campo en España va de mal en peor. Los pescadores tampoco se han librado de sus malas decisiones ni de la cola del paro. Lo explica muy bien Attac España en este breve informe

8. Es un peligro para la ecología. Arias Cañete ha retrocedido en el tiempo cargándose los avances en las leyes de protección de costas que tantos años, estudios y reuniones han costado. Greenpeace denunciaba en 2012 los intereses del ex ministro en reformar la ley de costas. Por cierto, los espacios protegidos en España cada vez más son el destino favorito de cazadores, pescadores y domingueros.

Igual come vacas ¿locas? que yogures caducados.
9. Cuando el partido en el Gobierno envía a un ministro como candidato de unas elecciones, ya sean regionales o europeas, es que consideran que no su gestión no sirve, pero su carisma vende. Ningún jugador estrella de la NBA vendría a jugar a una liga europea, dado que en Estados Unidos su trabajo está mejor renumerado y mejor considerado. Por eso, cuando llega un jugador de baloncesto con experiencia en la NBA a Europa está dirigiéndose al cementerio de elefantes.

10. Este señor no tiene ética. Utiliza el patrimonio público como un cortijo privado. Su última gesta fue invitar a sus amigos, incluida Cospedal, a pasárselo pipa en un palacio de Doñana. IU pidió cuentas a Arias Cañete, pero el resultado se puede ver aquí: una queja más que se queda en el inútil derecho al pataleo.

Conclusión: HAY QUE IR A VOTAR. Hoy en día, cualquier iniciativa del Gobierno y de las Comunidades Autónomas se supedita a las decisiones tomadas en Bruselas. Quienes dirigen la Unión Europea pertenecen al Partido Popular Europeo, con Angela Merkel a la cabeza, y por tanto hay que contrarrestar su poder votando a partidos de izquierda. No ir a votar es darle su apoyo a la mayoría de derechas. Además, Arias Cañete no merece ganar en este referéndum, ni en ningún otro.

No me preguntéis a quién votar. Eso sí que no lo sé.

#stopacañete (y que rule).

No hay comentarios: