Ir al contenido principal

Tratado enciclopédico-masculino del 2008 en 365 segundos

Empezó cálido el año, al menos en el Mediterráneo. Luego se enfrío para jorobarnos la Semana Santa. Y el verano nos calentó más de la cuenta. Ahora hace un frío que pela y parece que cualquier año pasado fue mejor.

Mentira.

A principios de enero seguíamos obsesionados con esa palabra que no rima con nada, Euribor. Y España se volvió a partir en dos: los que rezaban para que la puñetera cifra dejara de subir; y los que esperaban que subiera tanto que reventara la burbuja. Al final, empate, o la de “El perro del hortelano”.

Pero este año han pasado más cosas: la crisis, el aumento del paro, la crisis, el triunfo de Obama, la cris…, y el resto del mundo, igual. En Europa, preocupados porque no podremos comprarnos la segunda tele de plasma. En África, casi toda Asia y parte de Latinoamérica, se nos mueren de hambre.

En la tele ya no dan las noticias, las matan a cuchillazos. Y de postre, historias de piratas (somalíes). En la ficción, encefalograma plano. El modelo de serie sigue siendo “Aída”, y el programa estrella es otro cruce rabioso entre “Gran Hermano” y “Operación Triunfo”. Ah, y el fútbol que no falte. ¡Campeones, campeones! Tanto animamos a la selección que pasamos de la peor sequía en años a inundaciones catastróficas.

Por cierto, estamos en crisis. Y hay quien lo celebra. Rajoy consiguió por fin que Zapatero dijera la palabrita, y los empresarios pueden hacer lo que siempre, pero a lo bestia.

A todo esto, ya casi no nos acordamos de que ZP ganó las elecciones. Sí, en mitad de una campaña electoral eterna, le votamos de nuevo.

Es una pena. “Ojitos” pasará discretamente por los almanaques. Y el “barbas”, ni te cuento. Poco han podido hacer contra la pareja estrella: Obama y… sí, ¡la crisis! Pero el 2008 casi pasa a la historia como el ocaso del capitalismo salvaje. Lástima que Bush sacara su viejo colt e impusiera su ley en el Saloon de Washington.

¿Y el año que viene? Huelga a la española. Por la mañana rezaremos para que no nos despidan y por las noches nos iremos de copas como si fuera la última.

Ofertas AtrápaloVotarVer otros participantes

Comentarios

Dako ha dicho que…
Ets el David de PC LIFE no?? XD Soc el Didac, el becario maquetista. També tinc un bloc on vaig pujant treballets.

Que tal la vida després de Aurum???
David Navarro ha dicho que…
La vida molt millor, gràcies :-) Hay vida después de las tinieblas... I tant que sí! Segueixo tenint el mateix e-mail. Jo a tu l'última vegada et vaig veure en el bar del camell, però dubto que tu em veiessis quan m'en vaig anar... jejejeje. Les substàncies, és el que tenen :-))
Petchi ha dicho que…
Un texto bien real, aqui tienes mi voto.
Aunque, creeme y lee este otro 2008:http://desdeotro.blogspot.com/2008/12/mi-2008.html
Y sobretodo opinen, que es señal de estar vivos.
KD ha dicho que…
Por desgracia no puedo estar más de acuerdo. Recibe mi humilde voto por estas verdades como puños.

Un saludo y que lo mejor de tu 2009 sea lo peor de tu 2010. Por cierto, yo participo con esto:
http://soulseeker.bitacoras.com/archivos/2009/12/16/que-tal-el-2009

Entradas populares de este blog

GTA V no es un juego para niños

He sido monaguillo antes que fraile. Es decir, he pasado por una redacción de una revista de videojuegos y desde hace más de cinco años me dedico a la docencia. De hecho, cuando nuestro Gobierno y la molt honorable Generalitat quieran, regresaré a los institutos y me dedicaré, primero, a educar a los alumnos y, en segundo lugar, a enseñarles inglés. Por este orden.

Calculo que más de la mitad de mis alumnos de ESO (de 12 a 16 años) juegan a videojuegos con consolas de última generación, esto es, PlayStation 3 y Xbox 360 (dentro de unos meses, esta información quedará obsoleta: hay dos nuevas consolas a la vista).

Deduzco, a su vez, que de este alto porcentaje de estudiantes, la mayoría, y no sólo los niños, querrá hacerse con el último título de la saga GTA: la tan esperada quinta parte.

Empleados más puteados del mes (Cash Converters)

Es una franquicia que no ha dejado de crecer con la crisis. Sin embargo, y a pesar de abrir nuevos locales, todo apunta a que les va fatal.

Lo primero que percibes es que los empleados no cobran incentivos por vender más, o si los reciben, son de pena. Haz la prueba. Intenta entrar cuando quedan diez minutos para el cierre. De repente, todos desaparecen hasta que a menos ocho minutos una voz cavernosa te invita a marcharte. Inmediatamente, la persiana cae como si fuera confeti.

Luego está el mal rollo entre ellos. El otro día un señor me atiende en la zona en la que te compran los productos, bastante sórdida siempre, y llegan dos compañeros con un avioncito teledirigido. Poco más y se los come. Delante de mí y sin reparos, les echó una bronca de mil demonios.

Aciago pronóstico para un posible rapto

Si no fuera un drama amargo, estaríamos ante un apasionante caso de misterio. Me refiero, claro, a la desaparición del niño Gabriel Cruz en las Hortichuelas, pedanía de Níjar (Almería). Por desgracia, si bien los elementos de esta historia (recordemos, real) son un desafío para los investigadores, se dan bastantes circunstancias que apuntan a un desenlace trágico. En primer lugar, llevan ya muchos días y el tiempo es un factor en contra de los casos de desapariciones. Luego está el motivo de la desaparición. Si fuera un rapto, habrían contactado con la familia para pedir dinero. Queda la esperanza de que en realidad sí que hayan intentado el contacto, pero la previsible avalancha de informaciones falsas de buena o mala fe lo hayan impedido.
Descartemos que la familia esté en conversaciones con los raptores, puesto que no han dejado ni un momento de realizar batidas por los alrededores.